OTRAS VOCES, OTROS ÁMBITOS

sábado, 29 de octubre de 2011

CLARISA VITANTONIO (*), POETA INVITADA


la mesa está servida, Carlos Bowen

POETAS DE ROSARIO XXI


A la mesa


el mantel blanco

con vajillas invisibles

con vasos

sin cubiertos

sin espacio

en la estación

de sombras

de locura blanca


mantel blanco

poblado de ausencias

de discusiones

el mantel

pulcra reunión

de servilletas y vasos

de vino tinto

la comunión

entre el tenedor y tu boca

y mi boca

y mi lengua

tu lengua

embebida


y la humedad de la soda en el alcohol

risas………..cuchillos

platos ensopados

con algo parecido al hambre

las ausencias

a la mesa

ese medio día

tendida en el comedor

blanca e imperiosa



Cuerpo


la silla rugosa se asienta

en mi parte posterior

me instiga comodidad

tiempo en reposo

esclavo de cafés


silla rugosa

de madera oscura

contempla a contramano

la soledad de su vecina amargura


silla

de madera oscura solitaria

invita a sentarse

y contemplar la orfandad compartida

aburrida

y perseguida


en la lengua el salitre

del terrón de azúcar

junto al vaivén con reliquias

espasmódicas del río

un bocado de tiempo


cada tanto vuelvo en mí

y comparto mi cuerpo

por donde corren omisiones

entre una memoria

infinita………traicionera

cuando vuelvo en mí

se atoran ideas

que deambulan

por cielos

y un limbo de sábanas

entran en conflicto fantasmas


cada tanto

se espesan las palabras

enrevesadas

en un humo urbano

donde partir

se asemeja a morir

un poco más



mi cuerpo y mis palabras de tanto en tanto

se incorporan y forman un yo

confuso

in coherente

mal hablado

con significantes y sonidos



Entre los dedos del tiempo


entre espacios siderales

el alma

allí entre los dedos del pie

entre el arco iris incoloro

entre la malformación del horizonte

entre lo dicho y la desdicha

entre los 5 minutos que me separan

del suicidio diario

entre tantas cosas que enumerar

entre sábanas blancas

y melodramas mal comidos

entre tantas nimiedades

callamos

en la prisión diaria

del azul……..del rojo

de seres

interrumpidos


Depositar las manos vacías


un altar

de soledad

completa un cáliz

sin agua

sin emanación

exhalar el humo aspirado

mientras las manos maltrechas

resonancias de los puedo

de los aconteceres

y seres

que han poblado acequias

bosques

pero manos vacías

sin tiempo

sin playas

ni reflejos de versos

ni palabras


manos surcadas

por líneas

por manchas

por ruido

texturas

por uñas roídas

manos que han acumulado vendavales

manos constructoras de islas

grafismos de líneas sin olvido

vacías entre mares


(los poemas publicados pertenecen a El lado oscuro del agua)


Clarisa Vitantonio nació en Rosario,1976. Poeta, escritora, productora, co-dirige Ruedo Gestión Cultural. Estudió periodismo. Asistió al taller de Alma Maritano (1994), y de 2003 a 2008 a los talleres de la Asociación Cultural Clave 53, al cual continúa vinculada. Integra el Grupo Polemos, con el que ofreció recitales poéticos en Café Libertad 8, Lola bar, Matadero 3. En Rosario participó en ciclos de lectura: “Tercer Mundo”, “Poesía Corrientes”, y “Poesía en los bares”. Invitada al IV Encuentro Internacional “Semana de las letras y la lectura”, Rosario 2010; al I Festival Internacional “Grito de Mujer” y al “V Festival Internacional Palabra en el Mundo” (2011).

Colabora con la revista CD Enstock de Madrid. Trabajó en radio Nacional y Continental hasta 2007. Coordina el taller de escritura del Centro de Escritores de Ramallo desde 2009.

Publicó en poesía: “El lado oscuro del agua” (Ciudad Gótica, Rosario 2010); “Renglones Quebrados” (Madrid 2007). Publicaciones colectivas: “Versos Errantes” (Madrid 2007);“Poesía rosa roja verde para lectores naranjas” (Madrid 2009); “Mutar en otros vientos” ( Círculo de Escritores de Ramallo, 2010). Edita el blog: De murmullos…

( http://clarisavitantonio.blogspot.com)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Marta,
Por tu generosidad en las palabras y por seguir trabajando por la poesía.
Un fuerte abrazo!!!!!
Clarisa

Vuelo de noche dijo...

Gracias a vos, Clarisa, leer tu poesía es una experiencia que con-mueve, no nos deja indemnes.