OTRAS VOCES, OTROS ÁMBITOS

sábado, 12 de febrero de 2011

Sueño verde


Mark Rothko


Sueño verde


La langosta mastica una hebra de lana azul.

Equidistante séquito

simétrico

de cuerpos oxidados y patas borravino

centinela el muro de humo

subido

al corazón de la sombra.


Buscábamos un cocodrilo inofensivo

lagartija de papel.


Mudada la escena

vimos salir el puño del sol.

Masticaba, redondo, la llanura.

Lejos del zoo en el dormitorio,

el campo raso clareaba.


Entre los dedos de la durmiente:

boca de cocodrilo

cola de iguana,

patas de lagartija,

origami de glasé azul.

por Marta Ortiz

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Imaginarás que luego de "Una langosta en la casa invisible" toda langosta me convoca........así que aquí vine a felicitarte por tu bello y enigmático poema......


Marcelo Juan Valenti

Vuelo de noche dijo...

gracias Marcelo, sé que no sos amigo del elogio gratuito, doblemente valioso entonces para mí tu comentario a mi "fantástica" langosta onírica.