OTRAS VOCES, OTROS ÁMBITOS

jueves, 30 de junio de 2011

Judy Bridgewater, Never Let Me Go



Leer Nunca me abandones, novela de Ishiguro (recordar, Los restos del día, Pálida luz de las colinas, Nocturnos) publicada por Anagrama, es mi asignatura pendiente. Empecé al revés, vi la versión cinematográfica de Never Let Me Go (Mark Romanek) que me pareció muy buena, estética y actuaciones excelentes.
El talento de Ishiguro para evidenciar un tema inquietante y siniestro en el marco de una distopía. La ficción que saca a la luz, que hace más creíble lo increíble.



Esta canción siguió resonando. Y el misterio...
Judy Bridgewater no es real. El álbum “Songs after dark” también es falso, a pesar de que parece auténtico, hasta los listados de temas: "Se busca", "Dance With Me", "Never Let Me Go", "Moonlight Drive", "Luz sobre la colina" y "Crying Más usted ". La portada del casette muestra una elegante mujer descansando en un sofá, un cigarrillo en su boquilla.
Bridgewater y Songs After Dark es parte de la ficción elaborada de Never Let Me Go, 2005, novela del autor británico Kazuo Ishiguro en la que se basó la película homónima de Mark Romanek.
La cantante y el álbum se convierten en la fascinación de Kathy H., protagonista de la historia, interpretada por Carey Mulligan. Para acentuar el misterio, tampoco la canción Never Let Me Go que se escucha en la película es idéntica a la que se alude en la novela. La canción escuchada en la película, interpretada por Jane Monheit, fue escrita por Lutero Dixon.


La portada del casette:



Afiche de la película:

2 comentarios:

Pamela Navea dijo...

Que triste que fuese falso, hace unos días vi la película y me encantó la música.

Anónimo dijo...

es triste que sea falso... pero es genial conocer el nivel de producción que tuvo la película