OTRAS VOCES, OTROS ÁMBITOS

viernes, 13 de mayo de 2011

VERGÜENZA




Vergüenza con doble final

por Marta Ortiz
(para El Fisgón Digital)

Vergüenza es una novela breve juvenil recientemente editada por editorial SIGMAR, (Buenos Aires, 2011, colección Telaraña), que reúne la escritura de dos jóvenes escritores rosarinos: Verónica Laurino y Tomás Boasso, a la que se suma la excelente interpretación gráfica de la ilustradora Dolores Pardo.

Ordenado en cuatro partes, el relato consta de capítulos cortos en torno a la “vergüenza” generalizada que padece Adriano, de doce años, a consecuencia -según sus palabras, entre otras variedades-, de ser un miembro más de una familia sin sentido del ridículo, de su gordura, de su acné. Cuanto conflicto enfrenta quien le va diciendo adiós a la infancia e ingresa en la adolescencia (léase cambios hormonales y sus consecuencias: atracción irresistible hacia Zoe –una isla de placer en la vida de Adriano-, acné, desinterés por la escuela, construcción de mundos propios y privados, etc) tiene su lugar en estas páginas.

Con un lenguaje fresco y claro, adecuado al punto de vista e intereses de la edad que se recorta, los autores dejan flotando una ironía resignada en las apreciaciones de Adriano, así como subyace en todo el texto un toque de humor a veces ácido, otras ingenuo y con un dejo de ternura, que alterna en el lector el dibujo de la sonrisa y la risa declarada.

Un guiño autorreferencial: una de las bibliotecarias que atienden la biblioteca en la escuela adonde asisten Adriano y Zoe, se llama Vero (Verónica Laurino “es” bibliotecaria): “…había un profundo silencio y desde sus dominios aparecieron dos bibliotecarias: Vero y Vane, las dos bibliotecarias: Eran raras, mujeres pájaro, porque cada una tenía un enorme plumero en las manos…”

Entre sus muchos aciertos, subrayo la original vuelta de tuerca que abre un doble final en Vergüenza, desenlace que el joven lector puede elegir a su antojo, como eligió el personaje central. Absolutamente recomendable, esta escritura a dos voces que a la vez aplaca y suma y potencia los rasgos distintivos de Laurino y Boasso, se unifica en una voz reciclada que resuena con ritmo propio, ágil y divertida.

Así escriben:

Ruidos:

Su adicción al maní japonés era indisimulable, siempre llevaba una bolsita, a todas horas y a todas partes. “Mi bolsita de perlas”, la llamaba ella. El maní crujía en su boca. Era una chica con ruidos. Desde su aparición comencé a bañarme más seguido. No quería avergonzarla.

La Reina del balcón (fragmento)

Me senté a solas en el piso y dejé que Zoe terminara de ver su novela con tranquilidad. Lo que más me llamó la atención fue una maceta naranja y rectangular, ubicada en el medio del balcón, en la que había algunas flores de color rojo fuerte, casi tirando al violeta, que me parecieron un pequeño mundo autosuficiente que rodeaba una flor mucho más grande, extraña y amarilla. […] Ellas la llamaban la Reina del balcón, ya que representaba el equilibrio perfecto. Yo le pregunté qué tenía que ver una reina con el equilibrio.

link a El Fisgón Digital:

http://www.elfisgondigital.com/fsgw/arte/nota67514

6 comentarios:

Juan Herrezuelo dijo...

Leo tus recomendaciones desde la distacia, sabiendo que es improbable que muchos de estos libros lleguen a España, al menos en breve, aunque nunca se sabe. Éste me ha llamado la atención para mi hija, de ocho años. De haberlo tenido en la mano en la Biblioteca Pública, sin duda me lo hubiera llevado para casa. Un abrazo.

amanda dijo...

Qué bueno que Sigmar publique esto, es un texto exquisito, para saborear, que llegue a las escuelas sería muy bueno, lo testeé con mi hija de diez años y me lo pidió después varias veces. Es precioso, el final (los finales) una delicia, entre tantas divinas y floricientas esto es, sí, una isla. Felicitaciones.

paula dijo...

le doy la bienvenida a este libro que pronto estará en manos de mi sobrina; y felicitaciones a tomi y vero por esta belleza, el anticipo de marta me lo vendió.
besos a los tres!

Vuelo de noche dijo...

Juan, gracias por la confianza, no sé si SIGMAR distribuye en España, es una editorial muy grande, tal vez... De todos modos tu hija lo leería sobre los diez, once años, hay tiempo de conseguirlo y ya sería de su total interés a esa edad. Un saludo especial para vos, desde Rosario.

Vuelo de noche dijo...

Amanda, sí, seguro va a llegar a las escuelas, la editorial tiene su departamento de prensa, a las bibliotecas escolares tiene que llegar, pero vale difundir también, así padres y maestros se van enterando...

Paulita, mi abrazo fuerte para vos!!

Anónimo dijo...

Me encantó el adelanto del libro. les dejo un saludos a Vero por lo versátil y original y a Marta por la excelente selección y lo profesional de su trabajo.
susana rozas