OTRAS VOCES, OTROS ÁMBITOS

jueves, 14 de junio de 2012

CARLOS PICCIONI (*), POETA INVITADO

Marc Chagall (Vitebsk, 1887 - Saint-Paul de Vence, 1985). Las tres y media (El poeta). (Trois heures et demie [Le poète]), 1911. Museo de Arte de Filadelfia: The Louise and Walter Arensberg Collection, 1950.

POETAS DE ROSARIO XXVI
 
Apuntes, poetas
                                      “Quiero que la literatura
                                                                me duela y me fascine”
                                                                           Herta Müller

Ocupantes GOLOSOS
de literatura

estos discípulos
del arte,
andan flirteando
en sus aledañas
maneras
del ser-estar, etc.

de la viñeta etrusca
del esplendor
que los ampara,
para atenuar
nuestras desgracias.

(a Claudia Caisso)


Calveyra

Arnaldo,
como cuando
éramos chicos,

hagámoslo así

yo te cambio
las ciruelas, que me ofreció
William Carlos Williams,

por el budín
que compartiste con Rosa

en el camino de Mansilla
a  Buenos Aires.

(A Juan Carlos Coria y Griselda Calveyra)


cruzamientos

“abriendo el aire para que
entrara tu visitación” /
tu habitación van gogh
entendí del comentario
LXIII de gelman

entendí tu habitación
van gogh  / 
entendí tu habitación
y la silla
y la mesa
y el amarillo de tu habitación    
y lo entendí a gelman – o traté  - /
      como quiero entender
en los bisontes de Juan José Arreola
a esa “tempestad al ras del suelo”
y a los dibujos de Altamira

y que la definitiva
locura
por las palabras y los colores
esté enloqueciendo
la inteligencia y
el corazón de los poetas

como vos van gogh
“que lo tocás con tu grandeza?”
dice gelman
dice dice gelman
dice van gogh.
           
(a Ramiro González)


Elba

Me contaron
Carla y Violeta
que fueron
a visitarte
a Ibarlucea.

Había, yo, olvidado
que te habías mezclado
con la tierra y el aire.

Me dijeron
también
que pudieron
compartir
        contigo,
la brisa y el sol
de esa tarde,
aun, con las estrellas apagadas.


(a Elba, en memoria)


La pensión de Angelita

             De lentejas
             y tardanzas,
la pensión de Angelita

              aun en la brevedad
de los horarios,
por decirlo así
festejábamos la cuadratura de la mesa,
             y renegábamos de la dictadura de Onganía,
             de la basura
             ancestral de las dictaduras.

             Nos reunía también
             algún poema de Aldo, 
que, seguramente, se dispararía
en el tiempo,
             el nuestro, el tiempo de todos,
       de rubén, juan carlos, alfredo, alberto.
          
 
             Como enharinados textos vallejianos
             nos correspondía esa mesa, esa pensión,
             ese énfasis.


(para rubén oliden lópez, juan carlos coria, alberto tudurí, alfredo reinaldi, en memoria)     

      
Pizarnik
“una tribu de palabras mutiladas
busca asilo en mi garganta”.
alejandra pizarnik

Pizarnik
no te conozco
en verdad
no te conozco

se dice / se dice de vos /
se dicen
tantas cosas

pero ese FUROR,
la ocurrencia
que tuviste
de arrimarte
a esa mierda
de la muerte

te convierte,
me parece,
en heroína,
QUIZÁS 
de la tristeza

pero, sí, CABALMENTE
en la amante gozosa
de esas
malditas y preciosas
palabras
que nos reclama la poesía.

hasta siempre,
amiga.
 

                                                también “a la delicada urgencia del rocío”
                                                            ofrezco este poema.


(*) Carlos Piccioni (Tostado, Santa Fe, 1945). Estudió Historia en Rosario, UNR. Ejerció la docencia. Publicó (poesía): Las palabras de todos (1981), Paisaje (1983), y El sueño de las lluvias (1984). Este último obtuvo en 1987, el premio provincial José Pedroni. Desde el agua y el aire (2000) obtuvo el premio municipal de poesía Felipe Aldana.

1 comentario:

jordim dijo...

Buena colección de versos.