OTRAS VOCES, OTROS ÁMBITOS

viernes, 6 de julio de 2012

NORA HALL (*), POETA INVITADA



















Bordando el manto terrestre, Remedios Varo, 1961


POETAS DE ROSARIO, XXVII

en un interno

donde estés
recibirás la orden

otras
elegirán los adornos para
que te sientes sola en la sala
los colores
para bordar ceremonias ajenas
o pintar lo que nunca vas a conocer

a estos sitios
se ingresa para no esperar
mirar
más allá de los muros


donde estés
podrás ver
la ciudad ideal
mientras la peste y la peste se balancean
frente a la sala de las superioras muertas
imantadas al púrpura de las fuentes
a los cántaros
a las vasijas
a los altares
al color de los geranios
a los patios azules
a los arcos magenta
al agua que una piedra desvía
y a la que estanca camalotes

donde estés
sabrás
que los conventos familiares
no tienen geografía


festival

tramoyas de Aída
en la arena
como si fuera Egipto
y se armara sólo para el amor
o para la muerte

al sol
la piedra del imperio es escenografía
por el rojo de las sillas
los artefactos mueven
frisos y columnas hasta encontrar su puesto
afuera un gladiador apura el helado
antes de la  próxima excursión
de la próxima foto
antes de que los mármoles rosados se la  lleven
a visitar otros amores
eternamente fijos
en la instantánea de sus muertes



fiesta patria

¿y si vieran pasar bandadas de petirrojos?

¿y si estuvieran en verdad clamando por una lluvia
que los ahogue con trompetas de caracol?

¿y si cien pericos volando gritaran a coro:

¡dejen estas pirámides!?

¿y si todos ellos, vestidos de blanco
echados sobre los escalones
para que la energía se les cuele
en los cuerpos
ya repletos
pudieran oír que las serpientes
vienen por las piedras?

No sería este domingo



fotografía

Bastan dos días para que se abra
 y se cierre
la flor de un cactus

Pasó tantos  años preparando

un perfume
-las frutas para la mente
las flores para el corazón
el almizcle para que dure-

un maquillaje maníaco
ricamente enjoyado por el sol que la mata



y vos te preparás para fijarla
para que ella pose
y pase
su último día


(del libro inédito que parezcan sirenas)



C. S

En casa ajena
¿podría protestar?
¿o sentirme agraviada?
¿exigir un abrigo?
¿litigar?

No puedo hacerme cargo de los actos domésticos
o cuidar de la huerta
ni voy a tener tiempo de apreciar sus maderas
a la hora en que el sol golpea las ventanas

¿Voy a ocupar
a medias
una casa?
¿Un cuerpo
que resbale
en el sueño
y no me toque?
¿Un mundo apenas
habitable
que no turbe
el secreto?

Voy a necesitar cierta delicadeza
para el balance
de aquellos votos
que limpiarían de cangrejos
el mar que me rodea
un gesto tenue que dilate la saliva
o acaso uno notable
como poner mi firma
en los libros sagrados


(de Manual de agua, 2007)

 

(*) Nora Hall nació en Alcorta (Santa. Fe)
Es profesora en Castellano, Literatura y Latín.
Desde 1986 coordina un taller literario en Rosario.
Pertenece al comité editor de Papeles de Boulevard.
Obra publicada: Hasta pulverizarse los ojos (Libros de Tierra Firme, Bs.As, l990); Todo mal (Edit. Libros de Tierra Firme, Bs. As.,1996) por la que obtuvo  el Premio Povincial de Poesía “José Pedroni” (obra édita); Manual del Agua (Editorial Papeles de Boulevard, Rosario, 2007)

No hay comentarios: